DIRECTORIO DE PLANTAS DEL HOTEL SUNDANCE

RECEPCIÓN

DIRECTORIO DE PLANTAS DEL HOTEL SUNDANCE

PLANTA 0: Restaurante, bar, cabaret, juegos de mesa.

PLANTA 1: Guerra Civil Española. Artículos publicados en distintas revistas temática

PLANTA 2: Relatos.

PLANTA 3: Ficción y elucubraciones.

PLANTA 4: Compromiso social y experiencias de un padre ante el sistema
educativo.

5 de diciembre de 2011

PLANTA 1 - HABITACIÓN 08



Tira gráfica de Echea publicada en el
diario La Voz el 29 de agosto de 1936

EL PRIMER BOMBARDEO AÉREO SOBRE MADRID

De todos es sabido que Madrid fue el “banco de pruebas” para los bombardeos sobre ciudades y objetivos no militares de la Segunda Guerra Mundial y la primera capital europea bombardeada por la aviación alemana, pero la documentación apunta a que no fue el día que casi toda la bibliografía indica: el 23 de octubre de 1936, cuando una incursión aérea provocó la primera matanza de civiles en el centro de la capital (calles de Fuencarral, Preciados y de la Luna); el primer bombardeo de aviación sobre Madrid tuvo lugar el día 28 de agosto de 1936. (1)

La primera pista (al menos en mi caso) llegó de manos de Mijaíl Koltsov y su Diario de la guerra de España donde el ruso relata que: “las bombas han estallado en el propio centro, en el jardín del Ministerio de la Guerra. Localizar este edificio es muy fácil, más aún de noche que de día, pues se encuentra exactamente en el cruce de brillantes líneas de farolas –la calle de Alcalá y la línea de los Paseos–. Junto al Ministerio ha resultado muerto un cabo y ha quedado herido un soldado. Un cañón ha disparado contra el avión, después de lo cual, éste ha huido arrojando por el camino otras tres bombas; hay obreros heridos. Desde los tiempos de la guerra mundial, ésta es la primera incursión aérea sobre una ciudad civil”. (2)


El Palacio de Buenavista, sede del Ministerio de la Guerra en 1936, en imagen tomada un año antes.
Abajo: Mijail Koltsov, corresponsal en España de Pravda.


Los periódicos, sin embargo, dan o versiones más completas o versiones distintas. Por ejemplo, podemos completar la información, tan excelentemente resumida por Koltsov, con lo que dice La Voz del día 29 de agosto: “Anoche, a los doce menos cuarto, voló sobre Madrid un aparato faccioso, que al hacer su aparición alcanzó gran altura, y al penetrar en el casco de la ciudad descendió bastante”. “Llegó al centro de Madrid y arrojó en las proximidades de la plaza de Castelar (3) dos bengalas que produjeron en el espacio una luz muy viva e inmediatamente dos bombas, que al chocar contra el pavimento hicieron explosión, alcanzando la metralla a un cabo y un soldado, que casualmente circulaban por la calle, produciéndoles leves heridas.”

Como vemos aquí se da una contradicción: Koltsov habla de un muerto y La Voz de dos heridos. ABC Madrid (republicano), La Libertad, El Sol y Frente Popular hacen referencia a lo mismo: dos heridos, no hay muertos. Tal vez se hiciera para no alarmar (aunque como veremos más adelante, esta máxima no siempre se aplicaba) porque Koltsov dice: “En el jardín del Ministerio de la Guerra, en el lugar que ha sido muerto el cabo, sobre la hierba arrancada se ha puesto un ramo de rosas rojas.”
Dibujo de un Junkers Ju-52, modelo un poco posterior a agosto de 1936 pero las variaciones son escasas.

Siguiéndole la pista al aparato, un Junkers Ju-52 reconvertido a bombardero, La Voz refiere: “continuó su viaje el aparato rebelde, perseguido ya por los proyectiles de los cañones y ametralladoras antiaéreos, y en la huida, volviendo a elevarse, dejó caer otra bomba en el paseo llamado antiguamente del Rey (4) hoy del coronel Montesinos.” El diario Política especifica que además de la del paseo del Rey, otra bomba cayó “sobre un garaje de la calle Roso de Luna n.º 11” y que la explosión afectó también al número 8 de la misma calle, a la imprenta de Sáenz Hermanos. “A consecuencia de esta bomba fueron asistidos en la Casa de Socorro del Buen Suceso doce heridos” y cita el nombre y el estado (todos “leves” y “menos graves”) de los afectados.

Un poco después del bombardeo, a las doce y treinta y cinco de la noche, desde la emisora del Cuerpo de Telégrafos en el Palacio de Telecomunicaciones un telegrafista apellidado Marín dio lectura a una nota del Ministerio de la Guerra. Relata ABC Madrid en su edición del 29 de agosto: “El público acaba de oír una explosión. Se trata de una bomba sin espoleta que un avión enemigo acaba de lanzar con el propósito de producir alarma. El Gobierno, seguro de la calma y serenidad del vecindario madrileño, sabe que éste sabrá frustrar el propósito de los facciosos.”

Absurda nota que seguro no tranquilizó a quien supiera que si explotó es porque llevaba espoleta. Comunicado que fue contestado en el ABC Sevilla (nacional) del mismo día, y que encabezaba su página 7 con el siguiente titular: “Varias informaciones recogidas por radio. Se trataba de una bomba sin espoleta, pero que explotó” y más adelante ironiza con la candidez de los dirigentes republicanos: “A renglón seguido de leída la nota, el propio camarada Marín dice que no explotó. Y se armó tal lío entre la espoleta, la explosión y el heroísmo del Sindicato de Telégrafos en relación con los aviones nacionalistas y la serenidad y el que no había sido nada, que si en aquel momento tropieza alguno de los que estaban con él cerca del micrófono y tira al suelo una silla, el camarada Marín, si alguien hubiera podido sujetarlo, habría jurado que si la bomba hubiera caído en otro lado, la espoleta, por lo menos, había explotado allí. Camarada Marín: Es posible que usted y el ministro de la Guerra, Sarabia, no sepan qué es una espoleta, ni la función de la misma en el proyectil. Los demás hemos sacado la siguiente consecuencia de la nota del ministro que usted radió: ¿Se oyó una explosión? Pues funcionó una espoleta. ¿La bomba no tenía espoleta? Pues no pudo oírse la explosión.”
 

El general Juan Hernández Sarabia,
Ministro de la Guerra en agosto de 1936
 
A consecuencia de este primer bombardeo las medidas de seguridad sobre Madrid se incrementaron, máxime porque el día anterior, 27 de agosto, un Junkers Ju-52 hizo una incursión sobre Madrid (5), esta vez bombardeando los aeródromos de Cuatro Vientos y Getafe y arrojando octavillas con una seria advertencia: “Hasta ahora los bombardeos han sido dirigidos contra los aeródromos militares, las fábricas de material de guerra y las fuerzas combatientes. Si se persistiese en una suicida terquedad, si los madrileños no obligan al Gobierno y a los jefes marxistas a rendir la capital, sin condiciones, declinamos toda responsabilidad por los grandes daños que nos veremos obligados a hacer para dominar por la fuerza esa resistencia suicida. Sabed madrileños, que cuanto mayor sea el obstáculo más duro será, por nuestra parte, el castigo.”

ABC Madrid del 28 de agosto relata que: “Al avión enemigo se le alcanzó sobre la Dehesa de la Villa. Los dos aparatos leales de caza que dieron alcance al faccioso dentro del casco de la población, se situaron uno sobre el avión enemigo y otro debajo, dándole alcance en la Dehesa de la Villa y ametrallándole tan eficazmente que fue a caer en los terrenos de Peña Grande.”

Las medidas de seguridad antes mencionadas tuvieron su reflejo en dos notas radiadas de los Ministerios de la Guerra y de la Gobernación que fueron transcritas por casi todos los periódicos madrileños. ABC Madrid en su edición del 1 de septiembre se hace eco de la del Ministerio de la Gobernación bajo el titular “Medidas urgentes para la defensa de Madrid contra un ataque aéreo”. En esta nota podemos seguir observando el excesivo grado de inocencia de algunos dirigentes republicanos. El punto nueve de la comunicación reza lo siguiente: “Novena. Todo avión que vuele sobre el casco de la población es enemigo. Sólo los aviones de caza propios están autorizados para volar sobre la población, y serán fácilmente reconocidos por su actitud de persecución y porque sólo volarán de día.” Demasiadas pistas.

 Y no sólo queda ahí la cosa, ABC Madrid aporta su “granito de arena” en un editorial del día 29 de agosto donde da consejos sobre lo que hay que hacer en caso de bombardeo aéreo: “Si el ataque es de día basta con que el transeúnte se arroje al suelo, procurando hacerlo arrimado a la pared en la acera de la sombra, con lo que se evita la visualidad que pudiera ofrecer en la contraria. Por otra parte el peligro no existe si uno se coloca fuera de la vertical del aparato, que es la zona batida por el mismo. Las bombas de diez kilogramos, que son las únicas con que cuentan los facciosos, tienen un radio de acción reducido, y sólo con la coincidencia de que exploten a menos de tres metros de algún grupo es cuando tienen algo de eficacia.”

¿Se quedaría alguien tranquilo después de leer estas recomendaciones? ¿Los transeúntes analizarían cuál era la vertical del aparato antes de emprender la carrera hacia el refugio? ¿Aprendieron los dirigentes republicanos de qué es lo que se debe transmitir y lo que no a la sociedad en tiempo de guerra? Probablemente sí, aunque tardaron lo suyo, recuérdese la famosa nota de Largo Caballero radiada el día anterior a la ofensiva contra Seseña (6) donde se detallaba casi al milímetro las operaciones que se llevarían a cabo.


NOTAS:

(1) El no pocas veces denostado Hugh Thomas en su obra La Guerra Civil Española ya lo apunta, aunque sin extenderse en absoluto.
(2) Koltsov, Mijaíl. Diario de la guerra española.
(3) Actualmente la plaza de Cibeles.
(4) Denominación actual.
(5) A las cinco de la mañana. Probablemente este vuelo, que se repetiría en el tiempo, es el que los madrileños conocían como “el lechero”.
(6) Estaba previsto que esta alocución se leyese a las tropas cuando fuesen a ocupar las posiciones de partida pero, según Koltsov, al Ministro de la Guerra le gustó el texto y ordenó que se diera a conocer.

Comitiva del embajador soviético, Marcel Rosenberg, a su paso por la Gran Vía madrileña el día 29 de agosto de 1936

 BIBLIOGRAFÍA:

- ABC Madrid. 28, 29, 30 de agosto y 1 de septiembre de 1936.
- ABC Sevilla. 28 y 29 de agosto de 1936.
- Bravo Morata, Federico. Historia de Madrid. Ediciones Avances.
- Frente Popular. 29 de agosto de 1936.
- El Sol. 29 de agosto de 1936.
- Koltsov. Mijaíl. Diario de la guerra de España. Editorial Planeta S.A. 2009.
- La Libertad. 29 de agosto de 1936.
- La Voz. 29 de agosto de 1936.
- Milicia Popular. 29 y 30 de agosto de 1936.
- Política. 29 de agosto de 1936.

29 de octubre de 2011

PLANTA 2 - HABITACIÓN 4

3er Certamen de Relato Corto sobre la Guerra Civil Española en Madrid


La asociación Grupo de Estudios del Frente de Madrid (GEFREMA) convoca el 3er Certamen de Relato Corto sobre la Guerra Civil Española en Madrid. El plazo de admisión de originales se abrirá el día 1 de noviembre de 2011 y se cerrará el día 1 de febrero de 2012 a las 23:59 h.

 

BASES DEL 3er CERTAMEN DE RELATO CORTO SOBRE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA EN MADRID

La asociación Grupo de Estudios del Frente de Madrid (GEFREMA), tras su dilatada experiencia en el estudio de la Guerra Civil en el frente madrileño, pretende con la siguiente iniciativa extender y dar a conocer su trabajo en el estudio del conflicto bélico que afligió a España a lo largo de casi tres años, centrándose especialmente en la comunidad de Madrid y el ámbito geográfico circundante.
Por ello, y atendiendo a la buena acogida que tuvo el año anterior, quiere convocar el 3er Certamen de Relato Corto sobre la Guerra Civil Española en Madrid con el objeto de divulgar, a través de la literatura, el estudio y el conocimiento de la guerra en los frentes madrileños y en la ciudad de Madrid.

Las bases de este certamen son las siguientes:

1º) Podrán participar en este concurso todas las personas mayores de 18 años que presenten relatos escritos en castellano que no hayan sido publicados anteriormente en ningún medio o que estén pendientes de fallo o publicación. Cada autor o autora únicamente podrá presentar un único relato.

2º) La extensión máxima de los relatos no superará los diez folios a doble espacio, siendo el mínimo de cinco folios.

3º) El tamaño de la letra será de cuerpo 12, tipo Times New Roman o Arial, y el texto se presentará debidamente justificado.

4º) El relato será de temática libre, aunque siempre contextualizado en el Madrid de guerra, o en lo que se conoce genéricamente como el frente de Madrid. Todo aquel relato que no esté contextualizado quedará fuera de concurso.

5º) Tras cerrarse el certamen, el autor o autora no perderá los derechos de su obra, pero autorizará su publicación a GEFREMA en el número correspondiente de la revista de la asociación Frente de Madrid.

6º) El plazo de admisión de originales se abrirá el día 1 de noviembre de 2011 y se cerrará el día 1 de febrero de 2012 a las 23:59 h. Todos los relatos que se reciban con matasellos posterior a la fecha de cierre quedarán eliminados sin ser leídos.

El concurso se fallará el día 28 de febrero de 2012 a partir de las 10:00 h. El relato ganador será publicado en www.gefrema.org.

Los relatos que no resulten galardonados podrán ser recogidos en la siguiente dirección: Colegio Lourdes. c/ San Roberto, 8, Duplicado (Metro: Casa de Campo), en horario de 19 h. a 21 h. La recogida podrá llevarse a cabo únicamente los martes. Se tendrá como límite de plazo para la recogida de originales el día 31 de marzo de 2012. Los relatos que no hayan sido retirados en esa fecha serán debidamente destruidos.

7º) El ganador o ganadora obtendrá un premio de 120 euros.

La asociación GEFREMA se reserva el derecho a realizar un acto de entrega del premio y presentación del relato si lo considerase oportuno.

8º) Los relatos deben enviarse a la siguiente dirección de correo:

GEFREMA c/ Valmojado, 55, 2º C. 28047 (Madrid).

El asunto que debe figurar en el sobre será "3er Certamen de relato corto GEFREMA". En el sobre se adjuntarán cuatro copias debidamente grapadas –en las que aparecerá únicamente como identificador el título del relato–, y la plica. En el interior de esta plica se adjuntarán los datos del autor o autora (nombre, apellidos, DNI, fecha de nacimiento, nº teléfono y correo electrónico) más el título del relato. En el exterior de esta plica deberá aparecer también el título.

No se procederá a la apertura de la plica hasta el día en que se sepa cuál es el relato ganador.

9º) Los y las miembros que compongan el jurado no podrán participar en el concurso, así como sus familiares.

10º) La participación en este concurso implica la aceptación de estas bases.

11º) Para más información, visite nuestra página web: www.gefrema.org, o envíenos un correo a nuestra dirección: gefrema@gmail.com

11 de septiembre de 2011

PLANTA 1 - HABITACIÓN 07

EL PAÍS SEMANAL Y "EL ÚLTIMO FOTÓGRAFO DE LA GUERRA CIVIL"


El pasado 10 de julio de 2011 El País Semanal publicaba un reportaje de Xurxo Lobato y Omayra Lista titulado “El último fotógrafo de la Guerra Civil” en el que con motivo de una exposición en A Coruña se publicaba el valioso testimonio de Julio Souza Fernández, el último de los fotógrafos que bajo el nombre de “Hermanos Mayo” queda aún con vida. Un buen reportaje con un error que el autor de estas líneas quiso corregir mandando una carta a El País Semanal pero que, a fecha de hoy, no ha sido publicada. Es por eso por lo que decido publicarlo aquí. Esta es la carta enviada:

“Estupendo el reportaje "El último fotógrafo de la Guerra Civil" sobre los olvidados Hermanos Mayo y el Sr. Julio Souza publicado el domingo 10 de julio. Tal vez al Sr. Xurxo Lobato le interesaría saber que la fotografía de la página 54, donde unos presos componen un círculo y una estrella de cinco puntas, no está tomada en la "Cárcel de Carabanchel" como el pie de foto dice, si no en el patio de la Cárcel Modelo de Madrid (edificio también desaparecido como la de Carabanchel) y que ocupaba los terrenos donde ahora está ubicado el antiguo Ministerio del Aire en la Plaza de Moncloa. Sr. Lobato: la cárcel de Carabanchel se empezó a construir el 20 de abril de 1940 y fue inaugurada por el entonces Ministro de Justicia, Eduardo Aunós, el 22 de junio de 1944.”

Esta es la fotografía publicada con el siguiente pie: "Sobre estas líneas una fotografía de presos en la cárcel de Carabanchel durante la Segunda República en 1934."


De acuerdo, es una foto tomada durante la Segunda República, en 1934, probablemente después de la Revolución de Asturias. Pero lo que es seguro es que se trata de la Cárcel Modelo y no de la de Carabanchel.
Primero porque la demolida cárcel carabanchelera se empezó a construir el 20 de abril de 1940 y no fue inaugurada hasta el 22 de junio de 1944 por el entonces Ministro de Justicia franquista, Eduardo Aunós.
Segundo porque las fotos de la Cárcel Modelo lo demuestran. En la imagen que figura más abajo (tomada en diciembre de 1939, una vez terminada la contienda) podemos ver que los presos estaban haciendo esa formación en estrella en el pabellón (no conocemos el número) que daba a la que ahora es la calle de Romero Robledo. Podemos fijarnos solamente en el número de ventanas que conformaban los pisos del pabellón (cuatro), en el voladizo que hay en el patio (esquina inferior izquierda de la foto de 1934) y en los tragaluces del tejado de la derecha para ver que coinciden con la foto de 1939.



El reportaje completo lo podéis ver en este enlace: http://www.youkioske.com/prensa-espanola/el-pais-semanal-05-julio-2011/ y el texto publicado en este otro:

24 de julio de 2011

PLANTA 1 - HABITACIÓN 06

Cuando veis este blog con entradas sobre la Guerra Civil Española seguro que mas de uno de vosotros/as os preguntáis si tiene alguna ideología concreta. ¿Este Sundance se dedica a la "Memoria histórica selectiva"? ¿Es del bando de los que perdieron? ¿Lo es del que la ganaron? "Dice ser del que perdió la contienda pero se le ve el pelo de facha". "Dice que es neutral pero se le ve el color rojo", etc, etc.  Pero no, rotundamente no. Se equivoca quien piense así.

Esto de los blogs es un poco como ir quitándose ropa delante del todo el mundo, Así que como no tengo nada que ocultar, ni que perder, si no todo lo contrario, os dejo este poema de Sánchez Ferlosio ("Milonga del moro judío") cantado por el gran Jorge Drexler.

Me identifico totalmente con esta letra y, aunque se puede interpretar con muchos otros conflictos, pienso que resume muy bien lo que opino sobre la Guerra Civil Española. Ya se que no estoy en posesión de la verdad absoluta, que más quisiera yo, ¿pero? ¿hay quien se sienta seguro de estar en posesión de ella opinando sobre la GCE?

Creo sinceramente que entre las dos fotos de muertos que dejo aquí no hay ninguna diferencia ("no hay muerto que más me duela") y que las banderas que veis no son más "que un trozo de tela triste" y que, por supuesto, "cualquier quimera" vale más que cualquiera de ellas.

Aquí va la letra:

Milonga del moro judío (R. Sanchez Ferlosio)

Por cada muro un lamento
en Jerusalén la dorada
y mil vidas malgastadas
por cada mandamiento.
Yo soy polvo de tu viento
y aunque sangro de tu herida,
y cada piedra querida
guarda mi amor más profundo,
no hay una piedra en el mundo
que valga lo que una vida.

Yo soy un moro judío
que vive con los cristianos,
no sé que Dios es el mío
ni cuales son mis hermanos.

No hay muerto que no me duela,
no hay un bando ganador,
no hay nada más que dolor
y otra vida que se vuela.
La guerra es muy mala escuela
no importa el disfraz que viste,
perdonen que no me aliste
bajo ninguna bandera,
vale más cualquier quimera
que un trozo de tela triste.

Yo soy un moro judío
que vive con los cristianos,
no sé que Dios es el mío
ni cuales son mis hermanos.

Y a nadie le dí permiso
para matar en mi nombre,
un hombre no es más que un hombre
y si hay Dios, así lo quiso.
El mismo suelo que piso
seguirá, yo me habré ido;
rumbo también del olvido
no hay doctrina que no vaya,
y no hay pueblo que no se haya
creído el pueblo elegido.

Yo soy un moro judío
que vive con los cristianos,
no sé que Dios es el mío
ni cuales son mis hermanos.

Aquí la voz:



Esto, sintiédolo mucho, son los muertos. ¿sois capaces de adivinar a qué bando pertenece cada uno sin conocer de dónde proviene cada foto?





Y , por último, los "trozos de tela triste"




19 de julio de 2011

PLANTA 1 HABITACIÓN 05


Primera reunión oficial de la Junta Delegada de Defensa de Madrid

LA JUNTA DE DEFENSA DE MADRID ¿Quién es quién?

 Cualquier aficionado (si es que la palabra es admisible) a la historia de la Guerra Civil Española, así como cualquier historiador, conoce con más o menos acierto la siguiente lista:

Presidencia: José Miaja Menant.

Secretariado: Fernando Frade (Partido Socialista).
Suplente: Máximo de Dios (Partido Socialista).

Guerra: Antonio Mije García (Partido Comunista).
Suplente: Isidoro Diéguez Dueñas (Partido Comunista).

Orden Público: Santiago Carrillo Solares (Juventudes Socialistas Unificadas).
Suplente: José Cazorla Maure (Juventudes Socialistas Unificadas).

Industrias de Guerra: Amor Nuño Pérez (Confederación Nacional del Trabajo).
Suplente: Enrique García Pérez (Confederación Nacional del Trabajo).

Abastecimientos: Pablo Yagüe Estevará (Casa del Pueblo).
Suplente: Luis Nieto de la Fuente (Casa del Pueblo).

Comunicaciones: José Carreño España (Izquierda Republicana).
Suplente: Gerardo Saura Mery (Izquierda Republicana).

Finanzas: Enrique Jiménez González (Unión Republicana).
Suplente: Luis Ruiz Huidobro (Unión Republicana).

Información y Enlace: Mariano García Cascales (Juventudes Libertarias).
Suplente: Antonio Oñate (Juventudes Libertarias).

Evacuación: Francisco Caminero Rodríguez (Partido Sindicalista)
Suplente: Antonio Prexés Costa (Partido Sindicalista)

Son los hombres que formaron parte de la Junta de Defensa de Madrid en el periodo que abarca desde su constitución, el 7 de noviembre de 1936, hasta su sustitución por la Junta Delegada de Defensa de Madrid el 17 de diciembre del mismo año, pero muy pocos pueden identificar las caras de cada consejero o de cada delegado. Algunos, cuando hemos visto la foto que figura aquí arriba y que introduce el texto con el título de “Primera reunión oficial de la Junta de Defensa de Madrid”, nos hemos preguntado muchas veces eso de “¿quién es quién?”. Ningún libro, enciclopedia, página web o revista especializada (ni siquiera en el libro de Aróstegui y Martínez están las fotos completas) nos saca de dudas, al menos no sin un cierto esfuerzo. Gracias a la digitalización del Archivo Rojo y su publicación en abierto  podemos hoy responder a la pregunta que da título a este artículo.

Estas fotos de los consejeros acompañadas de sus nombres, cargos y partidos a los que representaban se publicaron en exclusiva en Frente de Madrid nº 18, con el objeto de divulgar la imagen de estos hombres que, con más o menos acierto (ahí no nos vamos a meter) defendieron la ciudad de Madrid y el entonces débil estado democrático.

Presidencia: General José Miaja Menant

Secretariado: Fernando Frade (Partido Socialista)

Secretariado Suplente: Máximo de Dios (Partido Socialista)
Guerra: Antonio Mije García (Partido Comunista)
Guerra Suplente: Isidoro Diéguez Dueñas (Partido Comunista)
Orden Público: Santiago Carrillo Solares (Juventudes Socialistas Unificadas)
Orden Público Suplente: José Cazorla Maure (Juventudes Socialistas Unificadas)
Industrias de Guerra: Amor Nuño Pérez (Confederación Nacional del Trabajo)
Industrias de Guerra Suplente: Enrique García Pérez (Confederación Nacional del Trabajo)
Abastecimientos: Pablo Yagüe Estevará (Casa del Pueblo)
Abastecimientos Suplente: Luis Nieto de la Fuente (Casa del Pueblo)
Comunicaciones: José Carreño España (Izquierda Republicana)
Comunicaciones Suplente: Gerardo Saura Mery (Izquierda Republicana)
Finanzas: Enrique Jiménez González (Unión Republicana)
Finanzas Suplente: Luis Ruiz Huidobro (Unión Republicana)
Información y Enlace: Mariano García Cascales (Juventudes Libertarias)
Información y Enlace Suplente: Antonio Oñate (Juventudes Libertarias)
Evacuación: Francisco Caminero Rodríguez (Partido Sindicalista)
Evacuación Suplente: Antonio Prexés Costa (Partido Sindicalista)
De paso, aprovechamos la ocasión para publicar la lista de la Junta Delegada de Defensa de Madrid, con la aclaración expresa que de algunos de sus miembros (casi todos subdelegados y secretarios generales) nos ha sido imposible encontrar fotos o referencias.

Presidencia: José Miaja Menant.
Ayudante: José Pérez Martínez.
Secretario General: Luis Fernández Castañeda.
Secretariado: Máximo de Dios.
Secretario General: José Tolosa Hernandorena.
Orden Público: José Cazorla Maure.
Secretario General: Emilio Barahona.
Frente: Francisco Caminero Rodríguez.
Subdelegado: Antonio Percé
Secretario General: Gregorio Aparicio.
Evacuación: Enrique Jiménez González.
Secretario General: Teodoro López.
Milicias: Isidoro Diéguez Dueñas.
Secretario General: Juan Alcántara.
Transportes: Manuel González Marín.
Secretario General: Domingo Rodríguez Oterino.
Secretario General Técnico: Moisés García Matilla.
Industrias de Guerra: Lorenzo Iñigo.
Subdelegado: Enrique García Pérez.
Secretario General: Acisclo Ramírez.
Abastecimientos: Luis Nieto de la Fuente.
Secretario General: Enrique Palomero Martínez.
Propaganda y Prensa: José Carreño España.
Secretario General: Gerardo Saura Mery.
Secretario General de Prensa: Ángel Herreros Bermejo.

Ayudante de la Presidencia: Coronel José Pérez Martínez
Delegado de Transportes: Manuel González Marín (CNT)
Delegado de Industrias de Guerra: Lorenzo Iñigo (CNT)

A día de hoy de la totalidad de las dos listas, si exceptuamos las lagunas antes mencionadas, sólo tenemos noticia de que el Sr. Carrillo es el único superviviente. El Hotel de Sundance agradecería cualquier información complementaria que nos permitiera saber algo más de las personas de las que apenas teenmos noticia (en rojo en la lista de la Junta Delegada)

BIBLIOGRAFÍA:

La Junta de Defensa de Madrid” por Julio Aróstegui y Jesús A. Martínez. Comunidad de Madrid (1984)
“Reporteros gráficos en el Madrid republicano durante la guerra civil”. Carmen Dalmau. Frente de Madrid nº 13. “Especial fotografía: 1936 – 1939”

FOTOS:
AGA. Mº de Cultura. Archivo Rojo. Autor: M.P.(Ministerio de Propaganda. Tomás y Antonio Prast, Joseph Emmanuel Borrel) y Albero y Segovia (con excepción de las de Carrillo, Mije, Frade, Yagüe, Pérez Martínez y González Marín, de procedencia y autor desconocidos)

SIGNATURAS FOTOS AGA:
AGA, 33,F,04070,56177,001
AGA, 33,F,04055,54538,001
AGA, 33,F,04055,54594,001
AGA, 33,F,04055,54588,001
AGA, 33,F,04055,54577,001
AGA, 33,F,04069,56148,001
AGA, 33,F,04069,56147,001
AGA, 33,F,04055,54593,001
AGA, 33,F,04055,54582,001
AGA, 33,F,04069,56149,001
AGA, 33,F,04055,54589,001
AGA, 33,F,04069,56150,001
AGA, 33,F,04070,56151,001
AGA, 33,F,04070,56152,001
AGA, 33,F,04055,54592,001
AGA, 33,F,04070,56153,001
AGA, 33,F,04055,54591,001

Este artículo se publicó originariamente en Frente de Madrid nº 18:

6 de julio de 2011

PLANTA 1 - HABITACIÓN 04

MIGUEL HERNÁNDEZ Y EL FRENTE MADRILEÑO


Miguel Hernández en el patio del Cuartel del Quinto Regimiento en la calle Francos Rodriguez de Madrid.

Miguel Hernández Gilabert nació en Orihuela el 30 de octubre de 1910 y murió en Alicante la madrugada del 28 de marzo de 1942. Tiene Miguel en dos de sus libros (Viento del pueblo y El hombre acecha) varias referencias a hechos ocurridos en el frente de Madrid o sus inmediaciones, y poemas dedicados a lugares de nuestra ciudad. En el verano de 1937, la Sección de Ediciones del Socorro Rojo recogió en un volumen (Viento del pueblo) los poemas que Miguel Hernández había publicado en distintos periódicos y revistas.


Pablo de la Torriente Brau

Rosario Sánchez Mora "Dinamitera"

Como ejemplos de referencias a Madrid tenemos los poemas dedicados a Pablo de la Torriente Brau y a Rosario Sánchez Mora “Dinamitera”, además del titulado Fuerza del Manzanares:

FUERZA DEL MANZANARES

La voz de bronce no hay quien la estrangule:
mi voz de bronce no hay quien la corrompa.
No puede ser ni que el silencio anule
su soplo ejecutivo de pasión y de trompa.

Con esta voz templada al fuego vivo,
amasada en un bronce de pesares,
salgo a la puerta eterna del olivo,
y dejo dicho entre los olivares...

El río Manzanares,
un traje inexpugnable de soldado
tejido por la bala y la ribera,
sobre su adolescencia de juncos ha colgado.

Hoy es un río y antes no lo era:
era una gota de metal mezquino,
un arenal apenas transitado,
sin gloria y sin destino.

Hoy es una trinchera
de agua que no reduce nadie, nada,
tan relampagueante que parece
en la carne del mismo sol cavada.

El leve Manzanares se merece
ser mar entre los mares.

Al mar, al tiempo, al sol, a este río que crece,
jamás podrás herirlos por más que les dispares.

Tus aguas de pequeña muchedumbre,
ay río de Madrid, yo he defendido,
y la ciudad que al lado es una cumbre
de diamante agresor y esclarecido.

Cansado acaso, pero no vencido,
sale de sus jornadas el soldado.
En la boca le canta una cigarra
y otra heroica cigarra en el costado.

¿Adónde fue el colmillo con la garra?

La hiena no ha pasado
a donde más quería.

Madrid sigue en su puesto ante la hiena,
con su altura de día.
Una torre de arena
ante Madrid y el río se derrumba.

En todas las paredes está escrito:
Madrid será tu tumba.

Y alguien cavó ya el hoyo de este grito.

Al río Manzanares lo hace crecer la vena
que no se agota nunca y enriquece.

A fuerza de batallas y embestidas,
crece el río que crece
bajo los afluentes que forman las heridas.

Camino de ser mar va el Manzanares:
rojo y cálido avanza
a regar, además del Tajo y de los mares,
donde late un obrero de esperanza.

Madrid, por él regado, se abalanza
detrás de sus balcones y congojas,
grabado en un rubí de lontananza
con las paredes cada vez más rojas.

Chopos que a los soldados
levanta monumentos vegetales,
un resplandor de huesos liberados
lanzan alegremente sobre los hospitales.

El alma de Madrid inunda las naciones,
el Manzanares llega triunfante al infinito,
pasa como la historia sonando sus renglones,
y en el sabor del tiempo queda escrito.



En su siguiente libro, El hombre acecha, se recogen poemas del periodo 1937-38. Lo iba a editar la Delegación de la Secretaría de Propaganda, Sección de Publicaciones del Comisariado del Cuartel General del Grupo de Ejércitos. A últimos de febrero de 1939 la edición se paró debido a la endeble situación política de la República. Los pliegos del libro, apilados y sin coser, quedaron almacenados en la Imprenta Tipográfica Moderna, sita en la calle Avellanas 9, de Valencia.


Placa vieja de la calle de las Avellanas en Valencia. En el número 9 hay, actualmente, un restaurante: Mar d'Avellanes:
http://www.verema.com/restaurantes/58990-mar-avellanes-valencia

Posteriormente estos pliegos fueron incautados y destruidos por el bando vencedor desapareciendo todas las copias excepto dos. Una de ellas, propiedad de José M.ª de Cossío, fue con la que se publicó una edición facsímil nada menos que en el año 1981. Aunque en realidad conocemos el libro desde que, en 1963, fue publicado por primera vez por la Editorial Losada, que recibió una copia mecanografiada del mismo obtenida por Leopoldo de Luis.


D. José Mª de Cossío


Leopoldo de Luis

En El hombre acecha podemos encontrar el poema titulado Madrid:

MADRID

De entre las piedras, la encina y el haya,
de entre un follaje de hueso ligero
surte un acero que no se desmaya:
surte un acero.

Una ciudad dedicada a la brisa,
ante las malas pasiones despiertas
abre sus puertas como una sonrisa:
cierra sus puertas.

Un ansia verde y un odio dorado
arde en el seno de aquellas paredes.
Contra la sombra, la luz ha cerrado
todas sus redes.

Esta ciudad no se aplaca con fuego,
este laurel con rencor no se tala.
Este rosal sin ventura, este espliego
júbilo exhala.

Puerta cerrada, taberna encendida:
nadie encarcela sus libres licores.
Atravesada del hambre y la vida,
sigue en sus flores.

Niños igual que agujeros resecos,
hacen vibrar un calor de ira pura
junto a mujeres que son filos y ecos
hacia una hondura.

Lóbregos hombres, radiantes barrancos
con la amenaza de ser más profundos.
Entre sus dientes serenos y blancos
luchan dos mundos.

Una sonrisa que va esperanzada
desde el principio del alma a la boca,
pinta de rojo feliz tu fachada,
gran ciudad loca.

Esa sonrisa jamás anochece:
y es matutina con tanto heroísmo,
que en las tinieblas azulmente crece
como un abismo.

No han de saltarle lo triste y lo blando:
de labio a labio imponente y seguro
salta una loca guitarra clamando
por su futuro.

Desfallecer ... Pero el toro es bastante.
Su corazón, sufrimiento, no agotas.
Y retrocede la luna menguante
de las derrotas.

Sólo te nutre tu vívida esencia.
Duermes al borde del hoyo y la espada.
Eres mi casa, Madrid: mi existencia,
¡qué atravesada!

Además de estos dos poemas “madrileños” existe otro titulado Memoria del 5.º Regimiento de la misma época de producción de El hombre acecha, que no fue incluido en el libro por decisión del autor. Como despedida y homenaje, el poema número 57 del libro póstumo Cancionero y romancero de ausencias, toda una declaración de intenciones del autor. Los poemas que componen este libro están escritos en el periodo comprendido entre fines de 1937 y la salida de su primera etapa de encarcelamiento. Al respecto, recordamos que Miguel Hernández fue detenido por la policía portuguesa y entregado a la Guardia Civil, recalando en las prisiones de Huelva, Sevilla y en la madrileña prisión de Torrijos. De esta última salió en libertad el 17 de septiembre de 1939, inesperadamente, portando un pequeño cuaderno en octavo menor de 68 páginas con 79 poemas, que sería el germen del futuro Cancionero y romancero de ausencias. Miguel, en lugar de esconderse o huir, se fue a Orihuela con su familia, donde volvió a ser detenido doce días después para no volver a salir de prisión.

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes. Tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes. Tristes.

Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes. Tristes.




BIBLIOGRAFÍA:

-Miguel Hernández. Obra poética completa. Edición deLeopoldo de Luis y Jorge Urrutia. Alianza Tres. Alianza Editorial.
-Fundación Cultural Miguel Hernández.

J. M. Sánchez 2010

Artículo publicado originalmente en Frente de Madrid nº 17